Hernia umbilical

¿QUÉ ES LA HERNIA UMBILICAL?

Una hernia umbilical ocurre cuando una parte del intestino sobresale a través del ombligo. Las hernias umbilicales son frecuentes y, en general, son inofensivas. Son más frecuentes en lactantes, pero también pueden afectar a los adultos.

¿QUÉ MOLESTIAS GENERA?

Una hernia umbilical forma un bulto o hinchazón blanda cerca del ombligo, en ocasiones causa dolor de diferente intensidad, sobre todo cuando toses o haces algún esfuerzo físico. El bulto y las molestias pueden desaparecer al recostarte boca arriba.

¿CUÁNDO CONSULTAR CON EL MÉDICO?

Habla con el médico si tienes un bulto cerca del ombligo. Busca atención de urgencia si el bulto se vuelve doloroso y sensible al tacto. Un diagnóstico y tratamiento inmediatos pueden ayudarte a prevenir las complicaciones.

SOLICITE UNA CONSULTA AQUÍ

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

En los adultos, un exceso de presión abdominal puede producir una hernia umbilical. Las posibles causas en los adultos son las siguientes:

Obesidad

Embarazos múltiples

Líquido en la cavidad abdominal (ascitis)

Cirugía abdominal previa

Diálisis peritoneal crónica

Las hernias umbilicales en adultos son más frecuentes si se tiene sobrepeso o antecedente de varios embarazos.

¿CUÁLES SON LAS COMPLICACIONES?

En los niños, las complicaciones de una hernia umbilical son poco frecuentes. Las complicaciones pueden producirse cuando el tejido abdominal que sobresale queda atrapado (encarcelado) y no se puede empujar para que vuelva a la cavidad abdominal. Esto disminuye la irrigación sanguínea en el segmento de intestino atrapado y puede producir dolor umbilical y daño en el tejido. Si el segmento de intestino atrapado queda sin irrigación sanguínea por completo (hernia estrangulada), puede haber muerte del tejido (gangrena). La infección puede diseminarse a toda la cavidad abdominal y provocar un cuadro que pone en riesgo la vida.

Los adultos con hernia umbilical son un poco más propensos a la encarcelación u obstrucción del intestino. En general, se requiere una cirugía de urgencia para tratar estas complicaciones.

¿CÓMO SABER SI TENGO HERNIA UMBILICAL?

Una hernia umbilical se diagnostica durante una exploración física. Algunas veces, se utilizan estudios de diagnóstico por imágenes, como un ultrasonido o una tomografía para detectar las complicaciones.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

El tratamiento definitivo es la reparación de la hernia con cirugía, la cual se recomienda para evitar posibles complicaciones —en particular, si la hernia umbilical aumenta de tamaño o causa dolor—.

La cirugía puede realizarse mediante laparoscopia o cirugía abierta, recomendandose el empleo de una malla para fortalecer la pared abdominal.