Hernia hiatal

¿QUÉ ES LA HERNIA HIATAL?

La hernia de hiato, hernia hiatal o hernia diafragmática se produce cuando la parte superior del estómago se desliza a través del músculo grande que separa el abdomen del tórax (diafragma).

El diafragma tiene un pequeño orificio (hiato) a través del cual pasa el tubo de alimentación (esófago) antes de unirse al estómago. En la hernia de hiato, el estómago se desplaza hacia arriba pasando por este orificio hasta ingresar en el tórax.

Cuando la hernia de hiato es pequeña no suele generar problemas. Es posible que nunca te enteres de que tienes una, a menos que el médico la descubra mientras hace un control a causa de otra afección.

Sin embargo, una hernia de hiato grande puede permitir que la comida y el ácido se regresen hacia el esófago, y esto ocasiona irritación del esófago. Por lo general, las medidas de cuidado personal o los medicamentos pueden aliviar estos síntomas. Cuando la hernia de hiato es muy grande puede requerir cirugía.

¿COMO SOSPECHAR SI TENGO HERNIA DE HIATO?

La mayoría de las hernias de hiato no generan signos ni síntomas. No obstante, las hernias de hiato más grandes pueden ocasionar molestias como en la Enfermedad de Reflujo Gastro-Esofágico (ERGE) o lo siguiente:

Acidez estomacal

Regurgitación de alimentos o líquidos a la boca

Reflujo del ácido estomacal al esófago (reflujo ácido)

Dificultad para tragar

Dolor abdominal o en el pecho

Falta de aire

Vómitos con sangre o heces oscuras, que pueden indicar sangrado gastrointestinal

¿ES NECESARIO ACUDIR AL MÉDICO?

Consulta con el médico si tienes algún signo o síntoma persistente que te preocupe.

SOLICITE UNA CONSULTA AQUÍ

¿QUÉ ORIGINA LA HERNIA DE HIATO?

Una hernia de hiato se genera cuando el tejido muscular debilitado permite que el estómago protruya a través de la abertura en el diafragma. No siempre es claro por qué sucede esto. Pero una hernia de hiato puede ocurrir a causa de lo siguiente:

Cambios en el diafragma relacionados con la edad

Lesiones en la zona, por ejemplo, después de tener un traumatismo o después de determinados tipos de cirugía

Nacer con un hiato inusualmente grande

Presión persistente e intensa en los músculos cercanos, como la que se experimenta al toser, vomitar, al hacer presión durante la evacuación intestinal o al levantar objetos pesados

La hernia de hiato es más frecuente en las siguientes personas:

Mayores de 50 años

Obesos

¿QUÉ SE REQUIERE PARA EL DIAGNÓSTICO?

Por lo general, una hernia de hiato se descubre durante una prueba o un procedimiento para determinar la causa de la acidez estomacal o del dolor en el pecho o en la parte alta del abdomen. Estas pruebas o procedimientos comprenden los siguientes:

Radiografía con medio de contraste.

Endoscopia superior.

Manometría esofágica.

pHmetría.

¿Y COMO SE TRATA?

La mayoría de las personas con hernia de hiato no experimentan ningún signo ni síntoma y no necesitan tratamiento. Si tienes signos y síntomas, como acidez estomacal recurrente y reflujo ácido, es posible que necesites medicamentos o cirugía.

Antiácidos que neutralizan el ácido estomacal.

Medicamentos para disminuir la producción de ácido.

Medicamentos que bloquean la producción de ácido y curan el esófago.

Cirugía laparoscópica (funduplicatura)