GASTROPARESIA

¿QUÉ ES LA GASTROPARESIA?

La gastroparesia es una enfermedad que afecta el movimiento normal espontáneo de los músculos (motilidad) del estómago. Por lo general, las contracciones musculares fuertes impulsan los alimentos por el tubo digestivo. Sin embargo, si tienes gastroparesia, la motilidad del estómago se hace más lenta o no funciona en absoluto, lo que impide que el estómago se vacíe como corresponde.

Determinados medicamentos, como los analgésicos opioides, algunos antidepresivos y los medicamentos para la presión arterial alta y las alergias, pueden producir un vaciamiento gástrico lento y generar síntomas similares. En las personas que ya tienen gastroparesia, estos medicamentos pueden hacer que la afección empeore.

La gastroparesia puede afectar la digestión normal, provocar náuseas y vómitos, así como ocasionar problemas en los niveles de azúcar en sangre y en la nutrición. En general, se desconoce la causa de la gastroparesia. En ocasiones, es una complicación de la diabetes, y algunas personas padecen gastroparesia después de una cirugía. Aunque la gastroparesia no tiene cura, los cambios en la dieta junto con medicamentos pueden ofrecer un poco de alivio.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?

Los signos y síntomas de la gastroparesia comprenden:

Vómitos

Náuseas

Sensación de saciedad luego de haber comido solamente unos bocados

Vómitos de alimentos sin digerir ingeridos unas horas antes

Reflujo gástrico

Distención abdominal

Dolor abdominal

Descontrol en el nivel de azúcar en sangre

Falta de apetito

Adelgazamiento y desnutrición

Muchas personas que sufren gastroparesia no presentan signos y síntomas evidentes.

¿CUÁNDO CONSULTAR AL MÉDICO?

Pide una consulta con el médico si tienes algún signo o síntoma que te preocupe.

Solicite una consulta aquí

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS O FACTORES DE RIESGO?

Las causas de la gastroparesia no están claras. Pero en muchos casos, se cree que la gastroparesia es  causada por daños en el nervio que controla los músculos del estómago (nervio vago), lo que puede provocar que los alimentos permanezcan en el estómago por más tiempo, en lugar de trasladarse al intestino delgado para ser digeridos.

El nervio vago puede dañarse por enfermedades como la diabetes o por cirugías en el estómago o intestino delgado.

Los factores que pueden incrementar el riesgo de tener gastroparesia son:

Diabetes

Cirugía abdominal o esofágica

Infección, generalmente un virus

Determinados medicamentos que retrasan la frecuencia con la que se vacía el estómago

Esclerodermia

Enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple

Hipotiroidismo

Las mujeres son más propensas a padecer gastroparesia que los hombres.

¿CUÁLES SON LAS COMPLICACIONES?

La gastroparesia puede causar varias complicaciones; por ejemplo, las siguientes:

Deshidratación grave a causa de vómitos continuos.

Desnutrición.

Bezoar (alimentos sin digerir que se endurecen y permanecen en el estómago).

Cambios impredecibles en el azúcar en sangre.

Disminución de la calidad de vida.

¿CÓMO SABER SI TENGO GASTROPARESIA?

Los médicos utilizan varias pruebas para ayudar a diagnosticar la gastroparesia y para descartar las enfermedades que ocasionan síntomas similares. Estas son algunas de las pruebas:

Estudio de vaciamiento gástrico

Endoscopia gastrointestinal superior

Ecografía.

Serie gastrointestinal superior.

¿EN QUE CONSISTE EL TRATAMIENTO?

El tratamiento de la gastroparesia comienza con la identificación y el tratamiento de los trastornos de fondo. Si la diabetes es la causante de la gastroparesia, el médico puede trabajar contigo para ayudarte a controlarla.

Cambios en tu dieta.

Medicamentos para estimular los músculos del estómago.

Medicamentos para controlar las náuseas y los vómitos.

Cirugía: Es posible que algunas personas con gastroparesia sean incapaces de tolerar cualquier alimento o líquido. En estas situaciones, los médicos pueden recomendar que se coloque una sonda de alimentación (tubo de yeyunostomía) en el intestino delgado. También pueden recomendar un tubo de vaciado gástrico para ayudar a aliviar la presión del contenido gástrico.